La búsqueda del bienestar interior. Espaipertu. Granollers
La búsqueda del bienestar interior

En la actualidad hay una creciente necesidad en algunas personas de buscar un sentido en su vida en respuesta a la gran desorientación existencial que estamos viviendo y de aprender a relacionarse con uno mismo y con el otro, de una manera más real, consciente y responsable, persiguiendo el bienestar interior y la felicidad. 

Cuando nos damos cuenta de que hay algo de nosotros que queremos cambiar o mejorar, empezamos a mirarnos a nosotros mismos y a reconocer nuestro propio patrón de conducta, este sería el primer paso hacia el autoconocimiento, para ello podemos encontrar infinitos caminos, muchos de los cuales se basan en tomar consciencia, presencia y responsabilidad con uno mismo y con la propia vida.

Una buena manera para ello es tomar consciencia de cómo nuestras emociones, formas de ver la vida y creencias personales influyen en nuestras relaciones cotidianas. Conociéndonos más y aceptándonos, podremos recuperar el valor de sentirnos de nuevo, de perdonar y perdonarnos, de dejar de competir y de fusionarnos con la vida, de mirarnos a nosotros mismos con sinceridad y amor, pudiendo así, vivir y convivir mejor con uno mismo y con los que nos rodean.
Un pequeño ejercicio para establecer un contacto más auténtico con el otro es ejercitar la “presencia”, vivir lo que se está haciendo sin irse mentalmente a un futuro. Por ejemplo, si estoy tomando un café acompañado de un amigo, poder saborear el sabor del café y escuchar atentamente lo que me dice mi amigo, dar al otro una calidad de presencia, saber escuchar, sentir un contacto real con esa persona. Si por el contrario, en dicha situación, estoy pensando en lo que les voy a hacer a los niños cuando llegue a casa para cenar, lo más probable sea que haya bebido el café sin apreciar su sabor ni la presencia de la otra persona.

Hablar en primera persona es un buen paso hacia la responsabilidad personal, así, dejamos de responsabilizar al otro de lo que nos sucede a nosotros, por ejemplo: decir “yo pienso”, en lugar de “lo que ellos piensan…”, “yo hago”, en lugar de “lo normal es hacer…”, de esta manera asumimos que los pensamientos, sentimientos y acciones que ejercemos en nuestra vida son nuestros, pudiéndonos alejar del patrón de victimismo subyacente, sintiendo que nuestra vida nos pertenece.
El camino necesita su tiempo y es único para cada uno, es un proceso de confianza con la vida, de mirar hacia adentro para encontrar mucho más de lo que pensamos, nos entrega más presencia y nos enseña a vivir con más equilibrio, encontrando en nosotros, recursos creativos ante todos los momentos felices e infelices que nos depara la vida, otorgándonos la oportunidad de enriquecernos a través del fluir y la diversidad existente y necesaria en una vida llena de colores.
Espaipertu. Centro de Terapia y Formación
C/ Marià Sans, 19. 08402. Granollers (Barcelona)
93 879 56 84 / 663 640 490
info@espaipertu.com